1#Qué es el trabajo cooperativo

Siguiendo la definición de Johnson y Johnson el aprendizaje cooperativo es aquel que se realiza en grupos pequeños, heterogéneos, y en el que, asegurádonos unas condiciones mínimas, el alumnado aprende una serie de contenidos y, además, aprende a trabajar en equipo.

Los elementos clave para que se dé este tipo de aprendizaje son los siguientes:

Interdependencia positiva

Significa que el alumnado se siente ligado a los demás, de modo que entiende que no puede tener éxito sin la ayuda del resto de grupo.

¿Cómo ayudamos a que se dé esto? Evaluando al grupo en su conjunto.

Responsabilidad individual

Además, cada un@ tiene que hacerse consciente de que tiene una responsabilidad dentro del grupo. Puedes ayudarles evaluando también el trabajo individual.

Participación igualitaria

Es necesario que tod@s participen en la misma medida. Hay muchas estructuras que fomentan esto. Un poco más adelante te cuento cómo

Interacción simultánea

Se define como el número de alumn@s que interactúan a la vez. No vale aquello de : “yo lo hago en casa” mientras el resto trabaja en clase. La idea es que tod@s estén trabajando junt@s.

2# Beneficios del trabajo cooperativo. Por qué está tan de moda

Lo primero y más importante es que favorece la inclusión del alumnado con necesidades educativas, que al final es el más vulnerable.

            En la clase tradicional la mayoría de alumn@s trabaja unos contenidos, y paralelamente el alumnado con necesidades educativas trabaja cosas más fáciles. (En el mejor de los casos está todo relacionado, pero a veces no es así). Al final, lo que tenemos son diferentes alumn@s con diferentes niveles trabajando cosas distintas. A parte de que es una locura para el profe, esto supone disfrazar de inclusión lo que no es. Están tod@s junt@s en el aula sí, pero trabajando por separado.

            En la clase cooperativa la historia es diferente. Cuando se hace bien los grupos son heterogéneos (enseguida te cuento más sobre esto) y en cada grupo hay tanto alumn@s que necesitan ayuda como alumn@s que pueden ayudar. Además las actividades están pensadas de forma que tod@s pueden aportar en mayor o menor medida.

Se han hecho muchos estudios que han encontrado que cuando se trabaja de esta forma mejora el rendimiento académico, así como con en las relaciones sociales (en la investigación de Paloma Gavilán hace una revisión de unos 400 estudios en total). Esto no debería extrañarte. Piensa que por un lado esta metodología está promoviendo el pensamiento crítico, el razonamiento superior, y por otro lado favorece la cohesión social y el sentimiento de integración.

Lo que también se recalca en estos estudios es que para que se den todos estos beneficios, deben estar garantizados los 4 principios que he explicado antes (PIES). Sin eso, la situación no será realmente cooperativa. Será lo de siempre: Grupos en los que uno trabaja y tres miran.

Vamos: que para hacer trabajo cooperativo en el aula hay que hacerlo bien. Organizar bien los grupos, conocer las estructuras, pensar las actividades.

3# Cómo hacer los grupos

Los grupos, como ya he comentado, deben ser heterogéneos. Esto significa que, en cada grupo, has de colocar a un alumno o alumna con más posibilidad de ayudar a los demás, con más capacidad de trabajo, a otro/a con un poco menos, y a otro con más necesidad de ser ayudado. Si lo haces de esta manera, te aseguras que van a funcionar mejor.

¿Qué problema podrías encontrarte? Que, por algún motivo, no haya suficiente alumnado en la clase para ayudar. Es decir, que tengas un grupo con much@s alumn@s que necesitan ayuda y muy poc@s que pueden ayudar. Estos grupos suelen costar por muchos motivos, porque no tienen referentes. Pero piensa que con la metodología tradicional en un grupo así tampoco tienes nada asegurado. Al contrario, podrás conseguir que parezca que están aprendiendo. Pero solo que lo parezca. Con dos o tres exámenes comprobarás que el éxito era solo una ilusión.

Aquí te dejo una plantilla que te puedes imprimir para facilitarte la labor de hacer los grupos, y una hoja explicativa sobre cómo hacer los grupos. (Compartida en la web aprenderenvalencia.com )

4#Cargos del trabajo coopertivo

Otra cosa muy importante del cooperativo es establecer cargos. Así, cada miembro del grupo va a tener una función:

Supervisor: Es el encargado/a de controlar el tiempo, y de avisar a los demás. Es también el que controla que cada uno/a haga su trabajo.

Portavoz: Es la persona que hace de intermediaria entre el grupo y el profe.

Material: Se encarga de sacar y guardar el material necesario para cada actividad

Secretario/a: Apunta todo lo que se va diciendo en las actividades, para la puesta en común.

Te dejo un documento explicativo para que puedas imprimirlo

Los cargos son rotativos, de manera que tod@s pasen por todos. Vale la pena invertir algo de tiempo al principio en explicarlos bien y practicarlos con alguna actividad de introducción facilita.

3#Estructuras cooperativas

La estructura cooperativa es lo que te permitirá que se dé una verdadera situación de cooperación. Las estructuras son el cómo van a aprender.

Por ejemplo:

  • Mesa redonda: sirve para llegar a acuerdos. Se usa cuando hay que dar una respuesta única por cada grupo (por ejemplo: “¿Cuál va a ser el nombre de nuestro grupo?”). En esta estructura cada alumn@, por turnos, responde a la actividad. Con todas las respuestas se trata de que lleguen a un consenso
  • Folio giratorio: en esta estructura se prepara una actividad con múltiples respuestas. Cada un@ coge el folio y escribe su respuesta, luego lo pasa al compañer@ para que, a su vez, escriba otra. Y de esta forma tod@s aportan una respuesta como mínimo a la lista.
  • 1-2-4: Consiste en hacer una actividad de forma individual (1), para después ponerla en común con el compañer@ (2) añadiendo y corrigiéndose cada un@ lo que corresponda. Por último se pone en común con el grupo de 4 y se acaba de completar lo que sea necesario. Lo que conseguimos con esto es que se corrijan las actividades y las vayan completando con la información de l@s compañer@s.
  • 4-2-1: Esta estructura sirve para practicar ejercicios de repetición (para aprender procedimientos, tipo resolución de ecuaciones de primer grado, por ejemplo). El primer ejercicio lo van a realizar en grupo (l@s 4 miembros del grupo junt@s). El siguiente, que es diferente pero se resuelve con el mismo procedimiento, lo realizan en parejas (2). Por último van a hacer otro ejercicio de forma individual. De esta manera van practicando el procedimiento cada vez con menos ayuda.
  • Parada de tres minutos: Consiste en parar la explicación teórica (tras unos 15-20 minutos) para que puedan tomar apuntes, apuntar las dudas y resolverlas.

En este documento  se explican estas y otras estructuras de kagan y Pujolás de forma más exhaustiva.

Con solo estas 5 estructuras puedes poner en marcha el cooperativo en tu aula. ¿Te animas?

"La capacidad del alumnado de aprender a trabajar cooperativamente con los demás es la piedra clave para construir y mantener familias, carreras y amistades estables"
Johnson & Johnson

En este enlace encontrarás todos los recursos y actividades en PDF que voy subiendo.  SUSCRÍBETE y recibe gratis la contraseña de apertura para todos los documentos.

¡Imprime y listo!

Revisa la carpeta de SPAM y confirma la suscripción. Tu mail solo se utilizará para enviarte los PDF y las novedades de la web. Puedes cancelar siguiendo el enlace que hay en cada correo.

Revisa la carpeta de «Promociones» pues es posible que mis mails te lleguen allí.

BIBLIOGRAFÍA:

Gavilán, P (1997). El trabajo cooperativo: una alternativa eficaz para atender a la diversidad. Aula de innovación educativa, 85, 68-71

Diseña situaciones cooperativas. Guía cooperamooc. Unidad Tres. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Collazos, C, Guerrero, L, Vergara, A (2001). Aprendizaje colaborativo: un cambio en el rol del profesor. In Proceedings of the 3rd Workshop on Education on Computing, Punta arenas, Chile