Estado de alarma. El reto de los 21 días

Estado de alarma. El reto de los 21 días

Encerrada. Llevo tres días en casa. Confinad@s por el coronavirus. El cacavirus, que dicen mis hijas. Que por cierto, empiezan a aburrirse. Por internet me llegan toda clase de propuestas para sobrellevar la situación: marcar rutinas, establecer horarios, hacer tablas de gimnasisa, manualidades. Necesito un año de confinamiento para hacerlo todo.

Se me ocurre que yo también puedo aportar mi granito de arena. Voy a compartir en mi instagram el reto de los 21 días pensando en positivo. Nada nuevo bajo el sol, no me lo he inventado yo. Ya he hecho este ciclo positivo varias veces. Y es estupendo. Te llena de energía. Aunque siempre lo había hecho con un grupo cerrado de gente,  conocida además. Lo de hacerlo en abierto es nuevo. ¿No dicen que hay que salir de la zona de confort? Pues allá voy. Busco un buen fondo de colores.

Claro que sí, la gente necesita alegría.

Allá voy. Pongo el hastag #vamosabuscarsonrisas, #21díaspositivos #detodolomalosalealgobueno,  y comparto mi primer mensaje:

Las primeras reacciones no se hacen esperar. Varios “me gusta” y algún que otro comentario, no en el sitio que toca, pero qué más da. Lo importante es compartir esos momentos. Contagiar alegría.

Segundo día. Seguimos con el reto. Buscar “ese momento divertido” me anima, me alegra. Llega la hora y escribo:

Día 2: Después de varios años intentándolo, hoy he hecho un menú

La idea es que sean cosas cotidianas, anécdotas del día a día. Sin demasiadas pretensiones.

En paralelo, estoy hablando del reto con un grupo de amigas por watsap. “Me hostiliza infinito ese rollo Wonderful que te llevas” me dice mi amiga Marina. “Yo estoy súper jodida por no poder salir de casa, estoy súper agobiada. Todo esto no tiene nada de positivo. Es una mierda”.

Este… guau.

No pensaba que iba a causar eso en nadie, la verdad. Supongo que ante la incertidumbre cada uno reacciona de una forma, pero no se me había ocurrido que alguien que está tan agobiado pueda querer quedarse en ese estado un rato. O mil, qué sé yo.

El día va pasando y ya no encuentro tan positivos esos detalles que ayer quería compartir. ¿Y si tiene razón mi amiga? ¿Y si todo esto no tiene nada de positivo, y yo estoy aquí viéndolo todo del color equivocado? ¿Puede ser que se contagie tan rápido el desánimo?

No. No puede ser. #detodolomalosalealgobueno. Lo dicen en instagram. Voy a seguir buscando. Tengo una libretita de ideas, ahí voy a ir anotando todos los momentos positivos. Seguro que hay algo.

Mis hijas se pelean. No. Mi compañero se pone gruñón. Tampoco. La cocina por recoger lavadoras por ponerlacasahechauncaos. Ay, mi madre, ¿Y si no encuentro nada?

Se acerca la hora. El reto era que cada día a las 20:10 h (después del aplauso) compartiría un momento divertido. Algo positivo. Y ya queda menos de 15 minutos y nada. Sudor frío. Vértigo.

Se hacen las ocho y salgo a la ventana. Aplaudo. Sin fuerza. Hundida.

Alguien, en el balcón de enfrente, ha sacado un altavoz y suena “la vida es bella”. Se me pone el vello de punta. Lo encontré. Sonrío y escribo en mi libretita de ideas: “Un vecino ha puesto La vida es bella. Ha sido emocionante”. Ya tengo mi momento positivo del día. In extremis. Cómo molo. Subidón. La vida es bella. ¿Ves como sí hay cosas positivas? #detodolomalosalealgobueno. Chúpate esa, Marina.

La canción sigue sonando y vienen a mi mente algunas escenas de la película. Una pareja en bicicleta, un caballo pintado de verde, un niño rubio muy salao.

Un tren lleno de gente, el campo de exterminio, agentes nazis gritando. Gente hacinada. Sin poder escapar. Encerrada.

Menos mal que luego han puesto Paquito el chocolatero. Somos muy de Paquito, en mi pueblo. #detodolomalosalealgobueno

¿Y tú, qué me dices?

¿Eres capaz de encontrar un momento positivodivertido cada día?

¿Te unes? Pincha aquí y cuéntanos cómo lo llevas

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. M.Carmen

    Puedo dormir más,leer,hablar con amigos y familia que quizá hace mucho que no hablamos y muchas más cosas que de normal no me daba tiempo. JUNTOS VENCEREMOS.

    1. Carol López

      ¿Es posible que el aislamiento nos esté acercando? Curioso, ¿verdad?

  2. Montserrat Alberich

    El meu carinyet ha fet una barbacoa amb uns ferros que sobraven, pim-pam, tot un artista!!!

    1. Carol López

      Quin luxe!! Creatitvitat al poder

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Carol López Laffarga .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hostinger.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.